Mr Jones y las singularidades de alcanzar el éxito

Mr. Jones es una de las mejores canciones de los 90. Música de altura. Sin ningún género de dudas. Fue el tema que lanzó al estrellato a los de Berkeley y, en este 2018, cumple 25 años. Sí, como lo oyes. O como dicen ahora: ¿Cómo te quedas?Concretamente, comenzó a llamarnos la atención en diciembre de 1993.

Estamos ante un himno, en aquel momento de lo alternativo, que pasó a formar parte de la cultura popular. Y, de hecho, es raro que esta canción no sea radiada un día cualquiera en una emisora de oldies goldies.

Mr. Jones, el tema que lanzó al estrellato a Adam Duritz y sus muchachos, fue un torbellino que arrasó en las listas de éxitos. Un torpedo que auguraba el emerger de una gran banda. Una excelente banda que lo es. No tanto en lo comercial, como en lo compositivo y musical,. Ahí ha dejado un legado importante.

Curiosamente, en Estados Unidos no apareció como single. Ya se sabe, una moda que se extendió por aquellos años noventeros. Por lo que no entró en el Billboard.

Pero, al lío: el tema se publica, dentro del disco August and everything after, y se convierte en su mayor hit internacional. La canción, lo merece.

Disco August and Everything after

La estrategia en las emisoras y listas de éxitos del momento es ir calentando los sencillos que las casas discográficas aportan. De modo que, el 19 de febrero de 1994, el álbum accede al Top 40 de Estados Unidos. Alcanzaría el número 1 dos meses más tarde. Concretamente, el 23 de abril. La alegría no duraría mucho, porque a la semana siguiente uno de los últimos éxitos masivos de Prince –antes de sus disputas y locuras discográficas- le arrebata ese privilegio. El de Minnessota se hacía con el top con The most beautiful girl in the world.

Para toda una generación

El sentido del tema, cuya letra conviene leer con atención, es singular. De hecho, el título sí tiene algo que ver con lo que en Estados Unidos se denominó Generación Jones. Es decir, la gente nacida entre 1954 y 1965. Por aquí, la llamamos Generación X y los más osados anglosajones Generación MTV. A esta generación, por ejemplo, pertenece el expresidente de los States, Barack Obama.

Pero hay más…

Esta canción habla de sueños musicales, pero también existenciales. En concreto, Duritz habla –en contra de la opinión alternativa del momento (recordemos a Cobain)- del sueño americano. Del sueño universal: “Cuando todo el mundo me ame, nunca estaré solo”. Sabe de lo que habla. Tuvo una infancia puñetera. De esas que también se dan en el primer mundo.

Se ha dicho que la canción tiene referencias veladas al protagonista de la letra de Ballad of a thin man de Bob Dylan (un referente para la banda). También que el “sha-la-la-la-la” que recorre el tema es una copia del “grito” que lanza Van Morrison en su clásico Brown-Eyed Girl.

No es, no, un desquite porque la banda fuera el recurso de última hora en la actuación que tenía que llevar a cabo el león de Belfast, pero que no hizo cuando fue incorporado al Salón de la Fama. Counting Crows interpretó su tema Caravan.

interior single Mr. Jones

Un guitarrista de flamenco

Pero, nos centramos en el sentido del tema: El propio líder de la banda dejó claro en una entrevista en VH1 –cadena que siempre se deja ver- lo siguiente: “En realidad, la canción habla de mi amigo Marty Jones y de mí. Salimos una noche a ver a su padre tocar, porque era un guitarrista de flamenco que vivía en España”. Hablan de David Serva, quien por aquel entonces estaba de gira en América y actuaba en San Francisco. Tras ese espectáculo acuden al bar New Amsterdam, en Columbus… Todo eso queda reflejado en la canción, y lo demás, es historia.

La canción claramente fue compuesta a altas horas de la noche… El compositor reconocía en una entrevista posterior que “nos reíamos de nosotros mismos”. “En cierta manera -continuaba- éramos unos perdedores, músicos de saldo…”

De modo que… Marty Jones. Así se llamaba el que fuera miembro de la primera estructura de la banda, pero que, cuando se graba el disco, ya no forma parte de la misma.

Años después de lanzar este exitazo, Duritz explica, en otra entrevista, que la letra también se adentra en el territorio de la envidia. Pecado capital no sólo presente en nuestra cultura. “Vimos en aquel bar al batería de Chris Isaak, Kenney Dale Johnson, con tres mujeres y pensamos que nosotros ni siquiera podíamos acercarnos a ellas”. De manera que su objetivo fue convertirse en estrellas de rock. Lo que, claramente, les facilitaría las cosas y les aportaría más amigas que los donettes. Qué mala es la juventud para según qué.

Adam Duritz

Ver para creer

Y aquello funcionó. De hecho, las crónicas de aquellos años de mitad de los 90 y después situaron entre las conquistas de Duritz a Jennifer Anniston o Courtney Cox. Las maravillas que puede hacer una guitarra cuando suena bien.

Lo cierto es que, tras el episodio, aquella noche de San Francisco, Duritz llegó a casa y aquella misma noche escribió la canción que le cambió la vida. Lo dicho: se tenía que haber escrito con el sol ya puesto.

“Es un tema sobre todos esos sueños que residen en tu corazón, sea lo que sea, y que te hemos de luchar por ellos”. A por ellos.

Pero, volvamos a aquellos inicios de 1994: El grupo aparece por vez primera en el Saturday Night Live, lo que reporta una notoriedad importante a la formación. En enero el disco obtiene su primera distinción: Disco de oro.

El álbum arrasó. De hecho, fue, en Estados Unidos el que más vendió, también a lo largo de 1995 (aunque en menor medida). En concreto, alcanzó los 7 millones de copias en Norteamérica y, todo su muestrario (con su discografía posterior) ha superado los 20 millones en todo el mundo. Impresionante.

Tal crecimiento llevó a la banda a estar en boca de todos. En la agenda de muchos músicos. Así, fue la banda que acompañó a artistas como Dylan en aquel momento. Pero también Suede, Midnight Oil, Los Lobos o The Cranberries, entre otros.

La canción ganó al premio de Mejor Artista Nuevo, en 1994, en los Premios MTV. Precisamente en esa cadena se destapa, con la emisión de su recordado videoclip, a partir de diciembre de 1993.

Y llegaron las bodas de plata

Conviene recordar los éxitos de vez en cuando, porque los errores ya se encargan otros anotarlos. Así es la vida. Lo saben bien los “Crows”, que hace sólo unos días empezaron una gira mundial titulada 25 años y contando (25 years and counting), que echó a andar -como era de suponer- en Estados Unidos.

Counting Crows 25 years

Lo mejor de todo, es que el grupo sigue caminando. Cuando arrancó, no estaba compuesto por niñatos, no. Eran ya chavales que habían superado los 25… camino de los 30.

“Lo mejor de contar con esta efeméride musical que celebrar y siete discos de estudio que amamos absolutamente es que podremos tocar un show diferente cada noche”, afirma el vocalista Adam Duritz en la presentación del concierto.

La banda contará para esta gira otra formación histórica de los 90, LIVE. Tal como dice el guitarrista de ésta Ed Kowalczyk, “actuaremos con tal confidencia y ferocidad que no vemos la hora de arrancar, al igual que Counting Crows”.

En el sitio web de la banda Duritz ha lanzado un podcast con conversaciones acerca de casi todo esto con James Campion, el conocido periodista musical.

Duritz, a quien podéis ver aquí en una de sus últimas entrevistas, sigue como siempre… con una capa más de rastas… tal vez.

Una banda, un grupo

Pero, por ir cerrando el círculo,  Mr. Jones fue compuesta, en puridad, por Adam Duritz y el guitarrista David Bryson. Aunque en los créditos aparezca toda la banda. Forma parte de un gran disco, tal vez superado por su siguiente trabajo, Recovering Satellites. Para gustos, colores.

Portada de Rolling Stone con el grupo

Rolling Stone, que publicó en 1994 una portada con el grupo, más tarde situó el disco en el puesto 67 de los más importantes de la década.

Por cierto, que no se nos olvide: María, la que enseña bailes españoles… Aparece en varios temas del grupo, por ejemplo en Round here, pero también en Mrs. Potter’s Lullabye. También es citada en los créditos de aquel primer exitoso álbum, August and everything after.

Agosto y todo lo que viene después…

Que suele ser mucho.

 Mr Jones tip de instagram

FICHA

Canción: Mr. Jones

Grupo: Counting Crows

Disco: August and everything after

Autor (es): David Bryson, Adam Duritz, Charlie Gillingham, Matt Malley, Ben Mize, Dan Vickrey

Productor: T-Bone Burnett

Lanzamiento: 1 de diciembre de 1993

Duración: 4:32

Posición en el disco: 3

Discográfica: Geffen

Botón de Dale al play Botón de vídeo Botón de letra  Botón con la imagen de partitura

Si te ha gustado este artículo, por favor, ¡¡¡HAZME UN COMENTARIO!!!

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: