Sofía, pura vida

Sofía, pura vida

Artículo Diario de Ávila, 8-II-2020

Sofía, pura vida es un artículo publicado en la edición del sábado 8 de febrero de 2020 de Diario de Ávila, un día después del nacimiento de mi tercera sobrina, Sofía.

Sofía, pura vida 1

Querida Sofía:

Acabas de aterrizar en un mundo de sofocones, ventajistas y egolatras, aunque lo peor es para ellos.

Éste, curiosamente -ya te irás dando cuenta-, es también un mundo de gente con gran corazón, extremadamente generosa y que te llevará de la mano a cada paso que des.

Tu aprendizaje vital empieza ya, pero te voy avisando de que va a consistir, sobre todo, en elegir bien (aunque eso sea tan subjetivo…), porque en esta vida hay que mirar siempre a los dos lados para cruzar con aplomo la calle, desde que te levantas hasta que te acuestas. Lo harás -estoy persuadido de ello- transitando por la senda adecuada, al paso que tú te marques. 

Has tenido algo de prisa al nacer, lo que no es mala señal, porque significa que de pereza andaremos escasos y porque no hay nada mejor en este mundo tan cambiante que anticiparse a los acontecimientos, aunque con el pie siempre en la acera y observando los semáforos.

¡No sabes la suerte que has tenido por los padres que te han tocado!

Son tenaces y buena gente.

Ellos tampoco se han percatado aún (aunque seguro que lo intuyen) de cómo va a cambiar su manera de ver el mundo a partir de ahora. A mejor, aunque en los primeros compases no lo crean. 

Muñeco de Sofía

Que se vayan olvidando

Pero, todo sea dicho: que se vayan olvidando de lo que pone en sus respectivos DNIs. Al menos ese apartado en el que dice nombre… A partir de este momento, muy poca gente les va a conocer por él. Pasarán a ser los padres de… Y en numerosas ocasiones a tu madre la llamarán como a ti. Te lo aseguro. Porque así es la vida. 

Que se preparen, que vienen los grupos de whatsapp del cole. Y muchas cosas más… Pero todas, o casi todas, enriquecedoras y habitualmente llevaderas.

Acuérdate de lo que te digo, porque algún día también te ocurrirá a ti. Espero poder verlo. 

En breve pensarás que los días son eternos; las semanas, autopistas. Prepararás con esmero ese día especial que es tu cumpleaños desde meses atrás. E insistirás, enrabietada, en que te gustaría ser más mayor o vivir por tu cuenta… Aunque eso, igualmente, irá cambiando conforme vayas creciendo. 

Tus padres, en cambio, van a darse cuenta de que todos esos refranes sobre la paternidad no eran ficción. Levantarán la vista un día y dirán: mi hija ya está en el instituto, en la universidad, se ha casado, ha tenido críos…

¡La vida! La vida, que es tuya, pero que como dice esa máxima, en algunas cuestiones está algo mal planteada. Cuando seas joven, tendrás una salud y una energía desbordantes, pero no todo lo que necesitarás. Cuando seas anciana, al revés.

Pero, si quieres escuchar el consejo de tu tío, lo importante es que un día abras los ojos, pases revista a tu propia vida y puedas decir orgullosa que para más de uno de los que tienes cerca has sido importante de verdad. 

Para nosotros, ya has empezado a serlo. 

Te lo agradezco, sobrina Sofía.

Más artículos de opinión y artículos de opinión de Chemartaco.

Deja una respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.