Las tres espinas clavadas en el pop español de los 90

Hoy hablaremos de El Último de la Fila. Sí, porque en España, hubo tres tipos de depresiones musicales en los años 90: la primera, y más común, la de aquellos que se llevaron un berrinche enorme el día que los hermanos Cano quisieron dejar los bártulos y partir las peras en Mecano.

La segunda, tuvo que ver con que un señor llamado Enrique Bunbury decidiera dejar Parasiempre a los Héroes del Silencio, para poner en marcha una carrera en solitario que muchos, al principio, no comprendían, pero que sí le reportó una legión fiel de seguidores.

Y la tercera, y a ello vamos, se situó en el entorno de unos barceloneses llamados El Último de la Fila, poetas juglares ellos (ni mucho menos sólo dos músicos), que, en un momento dado, deciden romper con lo establecido para dar carpetazo a una brillante carrera que hoy, más de 20 años después, muchos añoramos.

Corría el año 1995 y pocos entendimos aquella decisión. Sí, porque, Manolo García, la media naranja del grupo, sigue aportando, pero este grupo estaba por encima de lo que hoy puede definirse como grupo.

Otro gran disco

El tema que viene a colación (ya os dije que aquí habría de todo) es una de las piezas maestras de uno de los mejores discos que ha dado la música patria en las últimas décadas, Nuevo catálogo de seres y estares, si bien este álbum y otros más de la banda de Barcelona han marcado un listón tan alto que aún estamos esperando una reencarnación o algo parecido para que algo remotamente parecido vuelva a ocurrir. Nunca se sabe.

El problema es que a El Último de la Fila no le imita nadie (o sí, pero con pésimos resultados), porque es dificilísimo. Que salía un Alejandro Sanz, pues ya había tres o cuatro cantando a medio susurro; que lo hacía Sergio Dalma, pues a buscar voces quebradas. Y así nos fue… El Último de la Fila fue otra cosa: originalidad burbujeante. Que se esfumó.

Eran, además, tiempos en los que se vendían discos. Muchos discos. Más si en manos del productor de turno había una maravilla como ésta.

Ruge mistral

Cuando el mar te tenga habla del mistral, ese viento frío del norte, pero también de la fuerza de la naturaleza, una fuerza insalvable e insaciable a veces, que cada vez es más patente, y que se contrapone a la volubilidad e indeterminación del ser humano, en principio la especie más inteligente que puebla la tierra.

El tema incorpora pura poesía, como buena parte del disco, ya en los brazos de una de las grandes discográficas internacionales, EMI Odeon.

Con frases como esa tan presente para toda mi generación que señala aquello de que “si lo que vas a decir, no es más bello que el silencio, no lo vayas a decir”, a muchos sedujeron. Pero aquella pasión ya se había trabado antes.

De ese proverbio en cuestión, añadamos que es una gran verdad, que parte de una cita árabe.

Grabemos algo curioso

El vídeo de este sencillo se grabó en un colmado catalán, concretamente en Ultramarinos Carmen, de la ciudad barcelonesa de Vic, localidad natal de Portet.

El audiovisual es un canto a la imaginación, con modelos muy al estilo de finales de los 80, principios de los 90, y las dos cabezas visibles de El Último de la Fila, Quimi Portet y Manolo García, a su rollo musiquero. Con los pantalones en el agua, recorriendo estancias… como digo, a lo suyo.

Como curiosidad, ¿a que no sabía usted que Manolo García, además de ser un gran pintor, diseñaba las portadas (las cover) de cassettes allá por los años 80? Un pluriempleado, que se decía entonces.

En cuanto al tema, también se publicó en italiano, bajo el título Urla Maestralle, con misma instrumentación, pero con otra letra, en aquel idioma (obviamente).

El Último de la Fila, a los que algunos definieron como los Beatles españoles, permanecieron en activo más de una década como tal, y aunque venían de ser Los Rápidos y Los Burros, no pudieron mantener una alianza que, a la vista está, fue y será de lo mejorcito que nos han dado en un país en el que ahora las melodías suenan de otra manera.

De este disco con amplio ramalazo ecologista, Nuevo catálogo de seres y estares, hay que recuperar varios temas, como Canta por mí, Músico Loco…Y de la discografía de García y Portet maravillas como Lápiz y tintaMar antiguo, SaraQuerida Milagros, InsurrecciónEl loco de la calle. Música, letras que han perdurado y seguirán muy presente entre quienes vivimos aquellos días. Músicos de oficio, que muchos deberían escuchar aunque, oh qué pena, no podréis encontrar casi nada de ellos en plataformas streaming. Como digo, canciones y grupos de otra época. Gente honesta.

La higiene artística

Corría enero de 1998 cuando anunciaron su disolución como banda. ¿La causa? “Motivos de higiene artística provocados por el hecho de que a estas alturas cada uno tenía un punto de vista y unas perspectivas diferentes”. Cuantas veces habría que dar un carpetazo encima de la mesa y cambiar de capítulo.

Lo decía García en una entrevista, hace unos años. A la pregunta, qué hace que alguien triunfe en solitario tras haber estado en uno de los mejores grupos de este país, nos lo dice el propio Manolo: “La vehemencia, la intención, quiero creer en las canciones… sin imposturas”, Tomen nota, mis niños…

EUDF

FICHA

El último de la Fila – Cuando el mar te tenga

Grupo: El Último de la Fila

Disco: Nuevo catálogo de seres y estares

Pista: 8

Duración: 3:44

Autores de la canción: Manolo García y Quimi Portet

Letra: Manolo García y Quimi Portet

Productor: Manolo García, Quimi Portet y Charlie Midnight

Grabación: Ultramarinos Carmen, en Vic (Barcelona), en el tramo final de verano de 1989.

Lanzamiento como sencillo: Verano 1990

Puesto más alto en listas: 1 Lista Afyve (España)

Discográfica: EMI

Vídeo

Letras

Partitura

Si te ha gustado este artículo, por favor, ¡¡¡HAZME UN COMENTARIO!!!

A %d blogueros les gusta esto: