La americana aliña marketing y victimismo, sí, pero su jugada puede resultar maestra

Si no estás al tanto de la reciente polémica entre Radiohead, el grupo pilotado por Thom Yorke, y  Lana del Rey por supuesto plagio en su canción Get free, vamos a tratar de aclarártelo todo. Y un poco más.

Casi desde que el mundo es mundo, el asunto del plagio ha estado a la orden del día. Que aparecía un pensador en Grecia, pues a sus faldas surgía una pandilla de seguidores. ¿O deberíamos decir escuela, que queda mejor? Trataban de imitar sus postulados y, ya de paso, mejorarlos.

Que la multinacional automovilística o electrónica de turno desarrollaba un prototipo espectacular, la de al lado hacía algo similar (muy, pero que muy similar), y, si se podía, con algún extra.

Con la era de los mass media (ahora habría que ver cómo se podría definir exactamente), esto se fue agrandando, y hoy, en la red, cabe casi todo. Bueno y no tan bueno.

Si uno trastea, puede ver bastante del hecho que vamos a abordar. En resumen, el titular sería éste: La banda británica Radiohead demanda por plagio a la cantante Lana del Rey. Ahora bien, si leemos medios especializados y con credibilidad, como New Musical Express (NME), el cuento cambia…

¿Hay plagio o no?

Hemos hecho hasta tres ejercicios. Ahí van:

  • Escuchar, si tienes ocasión, The Air I breathe de The Hollies. En su día se acusó a Yorke y sus muchachos de haberse servido de la melodía de esta canción para crear Creep, por lo que, con el tiempo, tuvieron que meter en los créditos a Albert Hammond y Mike Hazlewood como coautores. En fin… La única similitud, si la hay, está en el inicio del tema, y tal vez antes de alcanzarse el tercer minuto de la composición, en una canción de apenas cuatro minutos de duración.
  • Atender al Get free de Lana del Rey con detenimiento. Y lo cierto es que, aquí sí puede haber más similitudes. Hasta el minuto 1:30; y con el crono entre los minutos 2:13-3:21 la sucesión de acordes sí puede recordar al tema que lanzó al estrellato a los británicos.
  • Razonar quién tiene razón. Por lo que planteó en su perfil de twitter la intérprete americana, Radiohead cree que le han copiado la chuleta, y que hay que abonar el total del pastel, o sea que los créditos deben ser para Yorke y compañía, como en su día les ocurrió a ellos… Y ya de paso los royalties. Veremos que opinan del asunto los que fueran The Hollies. Sin embargo, los editores de los británicos han salido al paso de las acusaciones, rechazándolas. Mientras, a la americana la jugada, con su presunta improvisación al lamentar la denuncia, puede salirle bien, porque Radiohead puede aparcar las acciones legales tras la humareda creada.

¿Por qué se conoce ahora esto?

El tema tiene potencial para ser un single, pese a que cierra el trabajo que, todo sea dicho, tiene un pase. De modo que esto parece tener una clara beneficiaria… Que además se encuentra girando. Pensemos… Estamos en enero de 2018, medio año después de lanzarse el disco de la afincada en California.

Según ella, ofreció un 40 por ciento de los derechos de tema, pero irán a juicio. Del Rey ha asegurado que su canción lanza un mensaje positivo, frente al iniciático de Radiohead.

A priori, no habría apaño discográfico, ya que la de Lana del Rey trabaja con Polydor, de Interscope Records, mientras que Radiohead sigue con XL Recordings (de Warner)…

Precisamente -como decíamos- desde Warner/Chappell, la discográfica de Radiohead, han remitido un comunicado de prensa que dice esto:

Como editor de música de Radiohead, es cierto que hemos estado en conversaciones desde agosto del año pasado con los representantes de Lana Del Rey. Está claro que los versos de ‘Get Free’ usan elementos musicales que se encuentran en los de ‘Creep’ y hemos solicitado que esto se reconozca a favor de todos los escritores de ‘Creep’. Para dejar las cosas claras, no se ha emitido ninguna demanda y Radiohead no ha dicho que “solo aceptará el 100%” de la publicación de “Get Free”.

Como siempre, el tiempo, as usually, pondrá a cada uno en su sitio… Seguiremos informando.

Efecto Streisand

En comunicación existe una máxima que habla del efecto Streisand, que parte de un hecho concreto… Año 2003, el fotógrafo Kennet Adelman realizaba una fotografía aérea en la que podía verse la propiedad de la conocida cantante  Barbra Streisand.

La diva demanda al autor de la instantánea y le reclama nada menos que 50 millones de dólares. La imagen se hace popular en internet, cuando, en circunstancias normales habría pasado totalmente inadvertida.

La cantante de Woman in love hace un pan con unas tortas, porque su intento de censura se convierte en un hito en las redes. Salvando las distancias, cuando surgía aquello de compartir y descargar canciones, Napster fue puesta en el mapa por grupos como Metallica que, por otra parte, poco pudieron hacer frente al P2P y los cambios que realmente requería una anquilosada industria discográfica y que se han ido mostrando con el tiempo.

Creep, de Radiohead

Casualidades (o no) de la vida, en mi lista de canciones a incluir en este blog estaba ésta, así que adelantamos trabajo. Suena majestuosa la guitarra, poliédrico el piano…

Creep fue un himno para muchos británicos. También para otros que seguíamos el grunge y que escuchamos aquella canción sin saber aún qué origen tenía. Se demostraría que no era precisamente flor de un día.

Un tema que se encontraba en Pablo Honey, ni de lejos lo mejor de Radiohead.

creep-cover

De saque, el sencillo tenía una atracción brutal y era muy de la estética de aquella primera parte de los años 90. Por ese motivo, la BBC1, allá por septiembre/octubre de 1992, creyó que era una canción no muy apta para el público de una emisora musical generalista… Y lo retiraron.

Por aclararnos, sería algo así como enfrentar lo que aparece en las comerciales españolas y en Rock FM. Como el día y la noche en muchos casos.

Tirria al éxito

De manera que, inicialmente, pasó sin pena ni gloria, porque, para empezar, a la propia banda tampoco les acababa de convencer el single.

Cosas de los famosos, Yorke cogió tirria al tema y dejó de cantarlo tras encumbrarlos, por bastantes años, y ya entrados en el siglo XX… cuando lo colaba en repertorio si le apetecía. Los mejores también se equivocan a veces.

Lo cierto es que, para muchos seguidores de la banda, ésta fue superada por otros temas posteriores como Paranoid Android (en la línea depresiva/aburrida), la apoteósica Karma Police (ambas de OK Computer), o Fake Plastic Trees, del álbum The bends.

A destacar de este tema los acordes que preceden al estribillo -esto, en música, se llama ostinato, que tal vez te suene por el Better sweet shymphony de The Verve, o si eres más clásico (aún), el Bolero de Ravel-.

Y hablando de obstinados… Como en la industria discográfica también hay quien tiene buenas ideas, tras el fiasco británico y el buen sabor de boca que la canción estaba dejando en Estados Unidos (donde fue lanzada el 13 de abril de 1992), se recupera en Reino Unido. Y se convierte en un éxito en listas de éxitos. Ahora sí.

En EEUU la canción convive con grupos como Pearl Jam o Nirvana, en la cresta de la ola, pese a que se emite con una versión “censurada” sin el “tú eres jodidamente especial” (sic). Algo que enfada al grupo.

Amores platónicos

Según contaron en su día los autores, Thom Yorke y el guitarrista Jonny Greenwood, la inspiración para componer la canción (que narra el seguimiento, casi persecución de un tipo a la chica por la que se siente atraído) parte de un amor platónico del primero. Pero incide en ese clásico de no ser lo suficientemente bueno para ella.

El caso es que el sencillo llega a estar en el 34 del Billboard americano y Radiohead logra con él el Premio de la revista NME al mejor sencillo. Creep ha tenido versiones, como la de Korn, y fue un gusto escucharla interpretada por un coro para la banda sonora de La Red Social, que aborda el nacimiento de Facebook.

lana del rey concierto

Get free, de Lana del Rey

Elizabeth Woolridge, Lana del Rey para los amigos, lleva poco más de cinco años “entre nosotros”. Y ha hecho bastante ruido. Tiene legiones de seguidores. De verdad.

Tuvo una infancia complicada (fue alcohólica a temprana edad), o eso dice su biografía, y con el disco con el que debutó, Born to die, dio en la diana, con canciones como Video Games, o la que daba nombre al álbum.

Tampoco es flor de un día y su singular estilo ha casado, por ejemplo, con Tim Burton, para quien firmó la banda sonora de Big Eyes. Antes había participado en la banda sonora de El Gran Gatsby, de Baz Luhrmann.

Este último disco se lanzó el 21 de julio de 2017, aunque su primer sencillo, Love, fue puesto en plataformas el 18 de febrero, tras filtrarse.

En cuanto a su música, en la línea de la autora, con una curiosidad: cuenta con The Weeknd en el tema homónimo, Lust for life. ¿El nombre os sonará, no? Fue uno de los mayores de Iggy Pop, y tema central de la película Trainspotting.

 

letra de creep

FICHA

Grupo: Radiohead

Disco: Pablo Honey

Pista: 2

Duración: 3:58

Publicación: 21 de septiembre de 1992

Letra: Radiohead, Albert Hammond y Mike Hazlewood

Música: Thom Yorke, Jonny Greenwood

Discográfica: Parlophone (EMI)

Productor: Sean Slade y Paul K. Kolderie

Grabación: Estudios de Grabación Chipping Norton, en 1992.

Letra

Vídeo

Partitura

allmusic

discogs

Si te ha gustado este artículo, por favor, ¡¡¡HAZME UN COMENTARIO!!!

A %d blogueros les gusta esto: