Automatic for the People, de REM, sopla velas. 25 nada menos

Foto de grupo de REM

Uno de los clásicos de los noventa

Para un tipo en plena adolescencia, allá por 1992, hablar de este disco, Automatic for the people de R.E.M., podréis suponerlo, son palabras mayores.

No es cuestión de contarlo por aquí, pero sólo diré que sólo me faltó conseguirlo en laser disc (ese formato que tuvo tal éxito allá por finales de los 80-principios de los 90 que muchos de mis coetáneos ni llegaron a conocer).

De la cinta grabada a la original, del compact disc grabado –eso ya ha prescrito, allá por los años universitarios en Salamanca-, al original… Esto no es sólo un disco para aquella generación, es como una tarjeta de buen gusto e identidad.

El sexto disco de R.E.M., uno de los grupos más originales y por tanto influyentes, suelen ir ambos conceptos de la mano, de los años 80.

De hecho, reventó el panorama “indie” de los Estados Unidos, aprovechó el rebufo que dejó el Out of time, del que se extrajo Losing my religion, ya se sabe, uno de los himnos que aún te paras a escuchar y tararear cada vez que es programado en una radiofórmula de Oldies Goldies, para hacer un disco como querían, pero con metralleta comercial que permitió a los de Athens (Georgia) vender nada menos que 18 millones de discos.

Composiciones electrizantes

La sonoridad de este LP es brutal, con composiciones electrizantes y que te impulsan a bailar como The sidewinder sleeps tonite, y baladas colosales como Drive, Everybody hurts o los otros singles que amplificaron el disco, Man on the moon (que acompañaría a la película que protagonizó un Jim Carrey entonces en la cresta de la ola) o Nightswimming.

Se mire por donde se mire, es un trabajo colosal, con ritmo rockero más acelerado (y cuidado) que en años precedentes, con mandolinas, percusiones, piano, bajo… mucha guitarra –ese era el objetivo, pero el resultado tuvo sus tiras y aflojas en la producción, aunque reconozcamos que los sonidos quedan brutales, sin ir más lejos en el último tramo del single iniciático que fue Drive-.

Sirva como anécdota que en los arreglos musicales de ese tema, pero también de otros singles, como The Sidewinder…, Everybody hurts y Nightswimming, estuvo el bajista de Led Zeppelin John Paul Jones.

Ignoreland también es una canción a la que prestar cariño en la escucha.

¿Emblema del rock alternativo?

Hablar del “Mejor disco country” o de “emblema del rock alternativo” como se leía en algunas publicaciones especializadas de aquel momento, se me antoja algo difuso o ambicioso. Depende.

Automatic for the people es un compendio de canciones con diferentes tempos, con frustradas aspiraciones de rockeros duros, pero que publicaciones nada dadas a las alharacas como NME calificaron con 10/10 o la Rolling Stone con esas cinco estrellas que también portan las cervezas Mahou.

Dicho esto, y frente al perfil de crítico renegado del mundo y que sólo aplaude lo que quieren sus seguidores, la crítica puede ir bañando la alabanza, no son aceite y agua.

De hecho, en este blog leeremos de todo, desde Perales a Rage Against The Machine, pasando por ABBA o los Rolling Stone. Es música, leñe, no ser más guay que nadie.

Muchos LP vendidos

En los tiempos en que en la radiofórmula tipo Top 40 sólo había música actual (ahora es refrito constante y diletante), arrasó, y sólo en Estados Unidos se han vendido hasta este 2017 –según Nielsen SoundScan3,52 millones de discos.

Del título, hablemos. El título surgió del local de comidas al que acudían los R.E.M… a ver si lo escribo bien: Weaver D’s Delicious Fine Foods, aunque la imagen de portada  se corresponde al Sinbad Motel de Biscayne Boulevard, de Miami, próximo a los estudios Criteria, una de las paradas en la grabación de Automatic for the people.

Del contexto, también hay que señalar que poco tiempo después de lanzar este disco, cuando Michael Stipe se rapó el pelo, se decía que estaba en las últimas y que moría de sida o cáncer.

No le arriendo las ganancias al bueno del intérprete y letrista, de haber vivido eso en los tiempos de las redes sociales…

Esto es tan alternativo como hablar de R.E.M. como un grupo de rock alternativo en ese momento de su carrera… en fin.

Bodas de plata

Pues bien, de esto han pasado 25 años, y esta reseña tiene justificación por una cuestión menor: acaba de lanzarse el álbum que conmemora las bodas de plata del lanzamiento de Automatic for the People.

Un pack que se compone de tres discos. El primero, con el LP original (con sus doce canciones). El segundo, con un concierto grabado tal día como hoy (19 de noviembre) de 1992 en el 40 Watt Club de Athens –con rarezas como una desternillante versión del Love is all around que popularizaron Crowded House, o Funtime, de Iggy Pop junto a David Bowie, además de los temas del disco y alguno de sus clásicos como Radio Free Europe… Y un tercero, con nada menos que 20 demos que se usaron/descartaron en el proceso creativo.

Pero hay más, para quien tenga tiempo y ganas, hay un cuarto disco, pero hablemos con propiedad, un blu-ray con videos promocionales.

Y, si a eso le sumas algo más de dinero, también se lanza una versión de lujo, en una caja de 12 pulgadas por 12, con un libro de 60 páginas con notas, entrevistas y fotos inéditas de Anton Corbijn y Melody McDaniel.

Casi nada.

Edición de lujo de este pack 25 aniversario

Edición de lujo de este pack 25 aniversario

FICHA

Grupo: REM

Disco: Automatic for the people (12 temas disco original; 25 aniversario -> 3 discos: primero, 12 temas; segundo, 13 composiciones; tercero, 20 canciones)

Música: R.E.M.

Letra: Bill Berry, Peter Buck, Mike Mills y Michael Stipe

Productor: Scott Litt

Grabación: finales de 1991-mediados de 1992, diferentes localizaciones (New Orleans, New York, Miami, Atlanta y Seattle)

Lanzamiento: 5 de octubre de 1992

Puesto más alto en listas: 2 (US Billboard), 1 (UK)

Discográfica: Warner Bros

Escuchar

Vídeo promocional

ver Drive

Vídeo The sidewinder sleeps tonite

Man on the moon en Youtube

ver Everybody hurts

Letras

Lista de canciones Disco 25 aniversario

Disco 1 – Automatic For The People

Drive
Try Not to Breathe
The Sidewinder Sleeps Tonite
Everybody Hurts
New Orleans Instrumental No. 1
Sweetness Follows
Monty Got A Raw Deal
Ignoreland
Star Me Kitten
Man on the Moon
Nightswimming
Find the River

Disco 2 – Live at the Watt 40 Club (1992)

Drive
Monty Got A Raw Deal
Everybody Hurts
Man On The Moon
Losing My Religion
Country Feedback
Begin The Begin
Fall On Me
Me In Honey
Finest Worksong
Love Is All Around
Funtime
Radio Free Europe

Disco  3 – Demos

Drive (demo)
Wake Her Up (demo)
Mike’s Pop Song (demo)
C to D Slide 13 (demo)
Cello Scud (demo)
10K Minimal (demo)
Peter’s New Song (demo)
Eastern 983111 (demo)
Bill’s Acoustic (demo)
Arabic Feedback (demo)
Howler Monkey (demo)
Pakiderm (demo)
Afterthought (demo)
Bazouki Song (demo)
Photograph (demo)
Michael’s Organ (demo)
Pete’s Acoustic Idea (demo)
6-8 Passion & Voc (demo)
Hey Love [Mike voc] (demo)
Devil Rides Backwards (demo)

Disco 4 – Blu-ray

Automatic For The People (+ bonus track: Photograph) mixed in Dolby Atmos
Automatic For The People (+ bonus track: Photograph) Hi-Resolution Audio
Drive (music video)
The Sidewinder Sleeps Tonite (music video)
Everybody Hurts (music video)
Man On The Moon (music video)
Nightswimming (music video: British version)
Find The River (music video)
Nightswimming (music video: R version)
Automatic Press Kit

6 Comments

  1. The Walrus dice:

    Ejem, Nightswimming deserves a quiet post, i guess.

    • chemartaco dice:

      Thanks for your attention, Mr. Walrus…
      I am he as you are me and we are all together…
      Jeje,

      Kind Regards 😉

  2. julio jacobo dice:

    Gran disco que marcó a toda una generación. Canciones inolvidables.

  3. El Sr. de la minidisco dice:

    Fantastico articulo de una gran banda y un disco atemporal

Si te ha gustado este artículo, por favor, ¡¡¡HAZME UN COMENTARIO!!!

A %d blogueros les gusta esto: